Desarrollo personal

Para Uría Menéndez es tan importante tu desarrollo como una excelente persona que como un buen abogado.

Actividad académica

Desde el origen académico de Uría Menéndez, que constituye una de las principales herencias de los socios fundadores, promovemos entre nuestros abogados una participación activa en la vida universitaria. Entre nosotros contamos con catedráticos y profesores que mantienen una estrecha relación con los alumnos.

Javier Rubio<br>Asociado Principal<br>Oficina de Madrid

Javier Rubio
Asociado Principal
Oficina de Madrid

“Desde el primer momento de mi incorporación fui consciente de la gran importancia que Uría Menéndez otorga a la formación de los jóvenes abogados. En mi caso, esto se hizo patente cuando Uría Menéndez, además de ofrecerme amplias posibilidades de desarrollo profesional como abogado de la firma, me permitió cumplir con lo que se había convertido en otra de mis grandes aspiraciones desde que descubrí el Derecho: el inicio de una carrera docente e investigadora en la Universidad.

Así, durante dos años compaginé mi actividad profesional en el área de Derecho Concursal y Reestructuración de Uría Menéndez con la asistencia, dos tardes por semana, al Master Oficial en Derecho Empresarial de la Universidad Autónoma de Madrid y la elaboración de la tesina necesaria para obtener el título correspondiente en el citado master, lo que supuso un primer paso hacia el título de doctor y la plaza de profesor universitario. Si esta experiencia me ha demostrado algo es que estoy en las mejores condiciones posibles para llegar a la meta, sobre todo gracias a la complejidad y trasfondo jurídico de los asuntos en los que he participado, a las responsabilidades que se me han permitido asumir y al apoyo de todos los profesionales que forman parte de esta escuela del Derecho que también es Uría Menéndez”.

Noemí Blázquez Alonso<br>Counsel<br>Oficina de Barcelona

Noemí Blázquez Alonso
Counsel
Oficina de Barcelona

“He vivido en primera persona la importancia que otorga el despacho al desarrollo personal de sus abogados, tanto en el ejercicio de las diversas áreas del Derecho como en la formación humanista y académica.

Arropada por excelentes profesionales y con su ayuda permanente, fui enriqueciendo mis conocimientos del Derecho. Estos conocimientos se ampliaron con mi participación en los cursos, tanto internos como externos, organizados y promovidos por el despacho.

En la actualidad, la vocación académica tan presente en esta institución me ha animado a compaginar el ejercicio de la abogacía con la labor de investigación y docencia, y formar parte así del profesorado de la Universidad Internacional de Cataluña. Además, he tenido la oportunidad de complementar mi actividad académica con la participación como ponente en conferencias y seminarios, y con publicaciones en revistas técnicas. Todas estas tareas complementarias al ejercicio de la abogacía me obligan, de forma constante, a estar al día de todas las novedades legislativas y doctrinales en las materias de mis áreas de trabajo.

En Uría Menéndez, conscientes del estudio y la interpretación rigurosa que requiere toda aplicación del Derecho, se fomentan todas las actividades precisas para la investigación. Y es por este motivo por el que el despacho se configura como un crisol de actividades profesionales, escuela de Derecho e innovación académica.

Por todo ello, si volviera al inicio de mi carrera profesional no dudaría en formar parte nuevamente de Uría Menéndez”.

Eduardo Bagaría<br>Socio<br>Oficina de Barcelona

Eduardo Bagaría
Socio
Oficina de Barcelona

 “Desde que me incorporé al despacho, la formación ha ocupado un lugar fundamental en mi día a día. La asistencia a cursos de formación, ponencias y conferencias, tanto dentro como fuera del despacho, ha sido continua. Durante mis primeros años, además, estas actividades se alternaban con la realización de casos prácticos y con el estudio y exposición de temas. Posteriormente, dos elementos han contribuido especialmente a mi formación: en primer lugar, la oportunidad de trabajar en el extranjero, primero, en la oficina del despacho en Londres y, luego, en las oficinas de Cravath, Swaine & Moore en Nueva York; y, en segundo lugar, el impartir clases en varios másteres universitarios. Tras diez años en Uría Menéndez, la formación sigue siendo una prioridad tanto para el despacho como para mí, lo que —unido al ejercicio profesional— me permite seguir aprendiendo sobre el Derecho y sobre esta profesión tanto o más que el primer día. Paradójicamente, cada día que pasa tengo la sensación de que me queda más por aprender. De estos años en el despacho destacaría que he aprendido y me he divertido por partes iguales”.