Un día en UM

Un día en UM: imprevisible, intenso, enriquecedor, ninguno igual, nunca solo/a...
Alonso Ramallo<br>Asociado Senior<br>Oficina de Madrid

Alonso Ramallo
Asociado Senior
Oficina de Madrid

“Resulta muy difícil resumir un día en Uría Menéndez... ¡ninguno es igual!
No obstante, existen ciertos rasgos comunes: mucho trabajo (pero variado y estimulante), mucha formación (conversaciones con el tutor, sesiones de formación jurídica, reuniones con clientes, etc.), trabajo en equipo (con plena disponibilidad de los abogados con mayor experiencia) y posibilidad de satisfacer inquietudes personales (colaborando en proyectos sociales, asistiendo a charlas sobre temas de actualidad o visitando museos con el Club Social). En definitiva, pertenecer a Uría Menéndez me permite aprender muchísimo, desarrollarme como profesional y como persona, y, sin duda, hacer muy buenos amigos”.

Bojan Radovanovic<br>Asociado Senior<br>Oficina de Barcelona

Bojan Radovanovic
Asociado Senior
Oficina de Barcelona

“Aunque hay muchos factores que influyen en un día en Uría Menéndez, nunca se sabe cuál de ellos determinará finalmente su tónica: una llamada de un cliente, una consulta de otro departamento del despacho, un nuevo caso... La verdad es que ningún día es igual al anterior, ya que los asuntos que nos encargan los clientes plantean nuevos retos jurídicos constantemente, debido a su complejidad y a nuestra búsqueda de soluciones creativas para cada caso. El día a día siempre gira en torno a nuestro equipo, formado por abogados de diversos grados de experiencia que trabajan conjuntamente. Los abogados más jóvenes tenemos la oportunidad de formarnos de manera continua, no sólo por el hecho de trabajar con abogados de una gran trayectoria en sus respectivas áreas de práctica, sino también porque gran parte de nuestro tiempo, sobre todo durante los primeros años de ejercicio, lo dedicamos a la asistencia a cursos, seminarios y casos prácticos de temática muy diversa. De hecho, si hay algún concepto que está siempre presente en Uría Menéndez es precisamente el aprendizaje”.