"Cada uno de esos viajes ha sido distinto, me ha aportado conocimientos nuevos y me ha hecho vivir algunas aventuras"

ShanShan Xu

Asociada Júnior

International experience in Havana

Cuba

Cuando me incorporé al despacho nunca pensé que tendría la oportunidad de viajar tantas veces a Cuba para participar en gran variedad de operaciones que se llevan desde la práctica cubana de Uría Menéndez. En cifras, los nueve viajes que he realizado a la isla entre 2018 y 2020 son, aproximadamente, 133.830 km recorridos en 180 horas de vuelo y, en la práctica, han sido experiencias realmente enriquecedoras de mi carrera profesional. Cada uno de esos viajes ha sido distinto, me ha aportado conocimientos nuevos y me ha hecho vivir algunas “aventuras”. Sin contar los que están por venir, mis viajes a Cuba representan una dedicación fuera de lo habitual que es recompensada de diversas maneras: con reconocimientos y elogios de los clientes y mis compañeros de trabajo, con una amplia fuente de conocimiento y con una inmersión que me permite conocer el derecho y cómo hacer negocios en un sentido netamente práctico, lo cual no suele ser habitual en los inicios de una carrera profesional.

Como abogada española de origen chino, es un verdadero privilegio aprender a aplicar en la práctica cubana nuestro derecho mercantil haciendo equipo con los mejores abogados cubanos. Dado que toda la práctica de fusiones y adquisiciones o contratos de colaboración empresarial está sin desarrollar, he participado en la adaptación de nuestros modelos y contratos a las operaciones cubanas. He trabajado en asuntos de primer nivel en materias y sectores que antes no conocía; por ejemplo, he estado involucrada activamente en la adquisición por parte de una multinacional inglesa de una de las más prestigiosas marcas de ron cubano, que requirió de numerosas rondas de negociación presenciales en La Habana y de la creación de soluciones novedosas a partir de nuestra experiencia para solventar problemas y particularidades del régimen jurídico cubano. Este proyecto de inversión extranjera es uno de los más importantes de los últimos treinta años en el sector de producción y distribución del ron cubano.

Además, he tenido la suerte de visitar la Zona Especial de Desarrollo Mariel, una puerta que el Gobierno cubano ofrece a todos los inversores del mundo por sus variadas ventajas legales e incentivos fiscales, y de asistir a la Feria Internacional de La Habana FIHAV 2019, la feria comercial multisectorial de comercio e inversiones más importante de Cuba, donde, en compañía de nuestros clientes, he conocido a diversos empresarios de todos los sectores económicos.

En el plano personal me llevo una experiencia aún mejor, ya que me ha permitido conocer a compañeros de profesión con los que he establecido amistades que —seguro— mantendré para siempre pese a la lejanía.

Cuba es un país que enamora. Conocer a su gente, tan simpática y amable, disfrutar de los sabores de la comida típica cubana (en especial, la “ropa vieja”), escuchar la música en directo y ver a los cubanos bailando y cantando por las calles, observar los impresionantes edificios históricos y coloniales pintados de colores vivos, montar en un “coco taxi” para ir a reuniones y, cómo no, tomar un daiquiri en “El Floridita” para celebrar el cierre de una operación de años de trabajo han hecho que esta oportunidad que me ha ofrecido el despacho sea inolvidable.