"...Londres no solo es uno de los principales centros financieros del mundo, sino que también concentra buena parte del talento jurídico europeo. Esto te ayuda a desarrollar otro tipo de competencias muy importantes dentro del perfil de un abogado"

Álvaro López Hernández

Asociado Principal

UM London

Transcurridas unas pocas semanas desde mi regreso a Madrid, puedo decir que estos quince meses que he pasado en Londres han sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida.

De la oficina de Uría Menéndez en Londres destacaría tres aspectos. El primero, que la perspectiva que te da esa cierta distancia te permite comprender mucho mejor el despacho y lo que representa fuera del territorio ibérico. Además, durante estos meses he podido familiarizarme con cuestiones de gestión interna de la propia oficina y de la estrategia internacional del despacho.

En segundo lugar, el traslado a otra oficina de Uría Menéndez —en contraposición a un secondment en otro despacho— me ha permitido seguir conectado con el mercado ibérico, continuar participando en operaciones relevantes en España y profundizar en conocimientos propios de áreas del derecho distintas de aquellas en las que solía estar involucrado más habitualmente.

Y en tercer lugar, Londres no solo es uno de los principales centros financieros del mundo, sino que también concentra buena parte del talento jurídico europeo. Esto te ayuda a desarrollar otro tipo de competencias muy importantes dentro del perfil de un abogado. Y, en este sentido, una de las cosas que más me han sorprendido de Londres es el enfoque tan diferente que existe a la hora de desarrollar el networking, la generación de contactos profesionales y la interacción en eventos profesionales.

En el plano personal, puedo decir que vivir el Reino Unido no es lo mismo que visitarlo. Es mucho mejor. Su oferta cultural, patrimonial, gastronómica, natural y deportiva es inagotable. He tenido la oportunidad de visitar lugares de una belleza natural espectacular, museos extraordinarios, musicales y obras de teatro de primer nivel, ver partidos de rugby, fútbol y tenis vibrantes y, en definitiva, empaparme de una ciudad con una personalidad única.

Pero, sin duda, si me tengo que quedar con algo de esta etapa, es con la oportunidad de haber conocido a la gente tan estupenda con la que he tenido la suerte de compartir esta experiencia.

Testimonio de cuando estuve en Londres (Junio 2018 - Agosto 2019)