"Vivir en Melbourne ha sido una experiencia única. Es la capital cultural de Australia y una ciudad dinámica, joven, divertida y muy acogedora"

Alberto Torralba Simón

Asociado sénior

Corrs Chambers Westgarth

Melbourne

Durante los últimos seis meses he realizado un secondment en la oficina de Melbourne del despacho australiano Corrs Chambers Westgarth.

Nunca pensé que tendría la oportunidad de trabajar en Australia y, a decir verdad, todo lo relacionado con ese país era una verdadera incógnita para mí. Pero una ocasión como esta no es algo que se presente todos los días, así que no lo dudé y emprendí mi aventura a más de 17.000 kilómetros de casa.

Durante mi secondment trabajé en el Departamento de Propiedad Industrial de Corrs. La bienvenida fue inmejorable y mis compañeros me hicieron sentir uno más del equipo desde el primer día. Allí pude trabajar con profesionales de altísimo nivel en asuntos muy interesantes relacionados, por ejemplo, con patentes de los medicamentos más vendidos del mundo. Además, mi estancia en Corrs me permitió colaborar en asuntos pro bono, centrados en especial en la comunidad aborigen australiana, y asistir a formación sobre la sociedad y el derecho australianos. Todo esto me ha permitido familiarizarme con instituciones jurídicas propias del common law y entender mejor cómo funciona el sistema jurídico anglosajón.

Desde el punto de visto personal, vivir en Melbourne ha sido una experiencia única. Es la capital cultural de Australia y una ciudad dinámica, joven, divertida y muy acogedora. Melbourne ofrece multitud de eventos cada día, una oferta gastronómica con influencias asiáticas y europeas muy interesante y, además, presume de tener el mejor café del mundo. Con razón es considerada una de las mejores ciudades para vivir (siempre que no te importe tener un clima absolutamente impredecible).

Además, Australia es un país con una variedad y una belleza impresionantes: la costa este, la Great Ocean Road, el Daintree, la Gran Barrera de Coral, el inmenso Outback… Lo único negativo ha sido tener la sensación de no poder abarcarlo todo en seis meses.

De mi secondment me llevo muy buenos amigos y, en definitiva, un poquito de un país extraordinario. Le agradezco a Uría Menéndez el haberme dado la oportunidad de tener esta fantástica experiencia, y a mis amigos de Corrs el haber hecho de ella una experiencia inolvidable.

Testimonio de cuando estuve en Melbourne (Septiembre 2019 - Febrero 2020)