"Mis compañeros en Corrs me acogieron como a un miembro más del equipo desde el primer día y durante toda mi estancia me han hecho sentir como en casa"

Luis Suárez de Centi

Counsel

Corrs Chambers Westgarth

Sydney

Entre enero y julio de este año 2016, he tenido la oportunidad de disfrutar de una experiencia única e irrepetible: una estancia internacional en la oficina de Sydney de nuestro best friend australiano, el despacho Corrs Chambers Westgarth.

Desde el día en que aterricé, me di cuenta de que Sydney es especial. Multicultural y cosmopolita, es una ciudad que combina las ventajas de ser el centro económico y financiero de Australia, con lo que ello implica a nivel de oportunidades, con un enclave natural espectacular, situada a las orillas de uno de los puertos naturales más grandes del mundo. Si a la mezcla le añadimos buenos servicios públicos, una oferta cultural y de ocio muy diversa, unas playas espectaculares y un clima difícilmente mejorable, el resultado es una de las ciudades del mundo con una mayor calidad de vida en la que he tenido la fortuna de vivir y ejercer la abogacía durante seis meses.

Desde un punto de vista profesional, la experiencia no ha podido ser más provechosa. Mis compañeros en Corrs me acogieron como a un miembro más del equipo desde el primer día y durante toda mi estancia me han hecho sentir como en casa. He estado involucrado en grandes proyectos y operaciones con clientes locales e internacionales (incluso con clientes españoles) y he tratado de aprovechar todas las posibilidades de networking que he tenido (tanto dentro del despacho, como fuera de él), asistiendo a eventos profesionales, seminarios y reuniones con clientes, y visitando a las principales empresas españolas con presencia en Australia.

Y como no todo es trabajar, desde el punto de vista personal he exprimido el tiempo para tratar de aprovechar la oportunidad de conocer otra cultura, viajar todo lo posible por un país increíble y hacer muchos (y buenos) amigos, que se han convertido en mi familia durante estos seis meses a más de 17.500 kilómetros de casa.

Testimonio de cuando estuve en Sidney (Enero 2016 - Julio 2016)