Santiago de Chile

Marc Pou Oliu
Asociado Sénior
Desplazado a PPU Chile

Santiago de Chile
Chile

"A nivel profesional, la calidad humana que se respira, sumada al excelente nivel de la oficina, creó un ambiente inmejorable para crecer como abogado. Asimismo, he estado involucrado en operaciones con clientes locales e internacionales, especialmente en inversiones y adquisiciones."

Hoy se cumple un año de mi estancia en Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría (PPU) Chile.

Recuerdo como si fuera ayer mi llegada y primeras impresiones. Tras dejar atrás el Atlántico y la vasta cordillera de los Andes, aterrizaba en Santiago de Chile, con una maleta llena a la par de ilusiones y de los nervios propios de empezar una nueva etapa tanto en el plano profesional como en el personal.  

Mi conocimiento del país hasta el momento se limitaba al que uno pueda adquirir hojeando guías y algún libro, es decir, parcial e incompleto. A título de ejemplo, leía que en Chile la gente es algo fría e introvertida. Nada más lejos de la realidad.

Desde el primer momento me sentí sinceramente acogido por mis compañeros —ahora también amigos— de PPU, con quienes la integración fue extremadamente natural, en parte gracias a los valores e idiosincrasia compartidos con Uría. En este sentido, he tenido el privilegio de vivir en primera persona qué significa formar parte de este prometedor y apasionante proyecto en América Latina.

A nivel profesional, la calidad humana que se respira, sumada al excelente nivel de la oficina, creó un ambiente inmejorable para crecer como abogado. Asimismo, he estado involucrado en operaciones con clientes locales e internacionales, especialmente en inversiones y adquisiciones.

A su vez, he tenido la oportunidad de asistir a diversos seminarios y eventos profesionales. En particular, destacaría la Escuela Uría, que este año se llevó a cabo en la ciudad de Arequipa (Perú), un evento que constituye una oportunidad única para compartir nuestros conocimientos jurídicos con abogados de otras jurisdicciones tanto de Latinoamérica como de nuestra red europea de best friends, así como para cultivar estrechas relaciones con todos ellos.

Además, de la cercanía y calidez de la oficina no podían sino forjarse grandes amistades, con las que he vivido momentos inolvidables e incluso alguna que otra escapada por un país con una diversidad única en sus paisajes y en su gente. En este sentido, he podido recorrer desde los verdes páramos de las Torres del Paine —en el sur— hasta el árido desierto de Atacama —en el norte—, viajes en los que he coincidido tanto con prestigiosos empresarios como con entrañables arrieros, con los que he compartido desde esquiadas irrepetibles a austeras comidas al calor de una hoguera.

Por último, quiero agradecer a Uría y a PPU —un pololeo con visión de futuro— la oportunidad que me han brindado de disfrutar de esta enriquecedora experiencia.

Testimonio de cuando estuve en Chile (Octubre 2017 - Septiembre 2018)