"A tres meses de que finalice mi estancia en Nueva York, puedo decir que esta oportunidad es verdaderamente única, por lo que no puedo estar más agradecido a Uría Menéndez"

Jaime del Fraile

Asociado Principal

Cravath, Swaine & Moore

New York

Gracias a Uría Menéndez estoy disfrutando de una experiencia única y profundamente enriquecedora, como es trabajar durante un año como foreign associate en el despacho norteamericano Cravath, Swaine & Moore LLP, con una estancia de ocho meses en su oficina de Nueva York.

Pocos meses después de haber sido nombrado asociado sénior en Uría Menéndez, en septiembre de 2016 me incorporé a la oficina de Cravath en Nueva York junto con más de cincuenta asociados de primer año recién salidos de universidades como Harvard, Columbia o NYU y otros secondees procedentes de despachos best friends como Slaughter and May, De Brauw, Bredin Prat y Hengeler Mueller. En el momento de escribir estas líneas, han pasado (volando) cinco meses desde mi llegada a la gran manzana.

Mi secondment en Cravath me está permitiendo ver y conocer de primera mano cómo funciona y se organiza uno de los despachos más prestigiosos y con mayor tradición de Nueva York. Durante estos meses, en los que he trabajado mano a mano con asociados y socios de Cravath como uno más, he participado en varias operaciones de M&A (entre otras, en la venta de una compañía norteamericana cotizada) y en una emisión de bonos high yield. Asimismo, he tenido la suerte de poder trabajar en asuntos pro bono (ayudando, entre otras cuestiones, en temas de inmigración) y de asistir a diversas sesiones de formación en las que se han expuesto con detalle operaciones relevantes en las que ha participado Cravath.

En el plano personal, la oportunidad de vivir en un lugar tan vibrante como Manhattan es un auténtico lujo. Además de una increíble oferta cultural y de ocio, Nueva York ofrece la posibilidad de conocer a abogados y otros profesionales de distintas nacionalidades a través de eventos organizados para asociados extranjeros prácticamente todas las semanas.

A tres meses de que finalice mi estancia en Nueva York, puedo decir que esta oportunidad es verdaderamente única, por lo que no puedo estar más agradecido a Uría Menéndez.

Testimonio de cuando estuve en Nueva York (Septiembre 2016 - Mayo 2017)